Jamón ibérico, aliado contra el colesterol

Jamón ibérico, aliado contra el colesterol

Todos conocemos los beneficios del jamón ibérico en el paladar, pero… ¿sabías que la grasa del jamón ibérico no sólo le viene bien a tu paladar sino también a tu salud? Numerosos estudios señalan el jamón ibérico como un aliado contra el colesterol.

El jamón ibérico tiene un proceso de elaboración muy especial y muy estricto que hoy en día combina la tradición artesanal con la nueva tecnología, y en el que son muy importantes no sólo la raza ibérica de las piezas sino aspectos clave como la maduración, el reposo o el entorno en el que todo ello ocurre. Todo esto hace de los productos ibéricos españoles un tesoro gastronómico nacional. 

El jamón ibérico no sólo lo disfruta nuestro paladar

La grasa del jamón ibérico, perfectamente distribuida entre las fibras en forma de finas vetas blancas, no sólo nos hace la boca agua, también ayuda a nuestro corazón. Y es que numerosos estudios señalan que los ácidos grasos monoinsaturados que contiene ayudan a disminuir los niveles de colesterol en sangre, y con ello ayudan a evitar numerosas cardiopatías.

Su alto contenido en grasas monoinsaturadas y tocoferoles actúa como un antioxidante natural que, además de ayudar al sabor espectacular del jamón, ayuda a su vez a regular el metabolismo y reducir el colesterol de una manera similar a como lo hace el aceite de oliva.

Si su gran sabor te hacía pensar que incluirlo en tu dieta diaria era un capricho contra la línea… ¡no te cortes! Ahora que sabes todos los beneficios de la grasa del jamón ibérico, ya no hay excusa que valga para no incluirlo en el día a día de una dieta saludable.

No hay comentarios

Publique un comentario